Feeds:
Entradas
Comentarios

Ardor guerrero

El guerrero más valiente, el que con más fiereza lucha, no es el que duerme en el campamento acunado por explosiones y disparos, sino el que cada noche bebe, ríe y ama con su gente. Porque, cuando vuelve a la batalla, tiene presentes los motivos por los que combate, lo que quiere defender.

Anuncios

Había visto cómo golpeaban con escobas a otros gatos; por eso bufaba a cualquier humano que se le acercase, sacaba las garras y arañó a los niños que querían acariciarle el lomo.  Al verlo, los padres de los niños corrieron a buscar sus escobas.

Escapistas

Los llamaron ilusos, utópicos, revolucionarios, alborotadores, inconformistas, libertinos, soñadores Los más crueles llegaron a llamarlos artistas, pero lo único que sucedía era que la realidad que les ofrecieron ya les había aburrido y habían decidido crearse otra.

Nomenclatura

Dicen que el mayor triunfo del Diablo fue hacernos creer que no existía. En realidad, su auténtica victoria fue corregir su nombre en los libros; por eso ahora le llamamos “Dios”.

Acostados

Después de acompañarnos en la lucha se quedaron a dormir, y sus sueños fueron tan dulces que no se volvieron a levantar ni cuando el enemigo se acostó a su lado. Ahora nos piden que dejemos de combatir para que el ruido no los despierte.

Punto de inflexión

La veo sentada en el borde de la acera, las manos temblorosas sujetando un cigarrillo que no termina de encenderse por culpa de las lágrimas que lo empapan, sola y pequeña en la calle oscura, y dudo entre tenderle un pañuelo o seguir caminando. Como siempre que es importante, no me doy cuenta de cuál habría sido la decisión adecuada hasta que ya es tarde para rectificar.

Retorno inesperado

Le gustaban tanto aquellos programas de televisión en los que se reencontraban seres queridos que decidió desaparecer un par de décadas, sólo por aumentar la alegría del regreso. Cómo iba a saber él que lo encontrarían apenas dos meses después, en aquella fosa y medio comido por las ratas.